El ordenador en casa

Ya no podemos vivir sin ellos…., parece mentira pero es así, los ordenadores se han vuelto parte indispensable de nuestras vidas y de nuestros hogares.

Dejaron de ser un objeto de solo unos pocos frikies para terminar convirtiéndose en un elemento tan o mas necesario que una televisión, radio, etc…

Podemos hacer montones de cosas con ellos como leer nuestros emails, consultar la cartelera del cine, ver noticias actualizadas, solicitar cita en el médico, presentar documentación y multitud de cosas mas y que cada día se van ampliando.

Nuestros hijos los necesitan para consultas de sus estudios como sustitutos de las enciclopedias que antaño teníamos en el mueble del salón.

Almacenan nuestros documentos, nuestras fotos, nuestros videos….. todos nuestro recuerdos y datos importante los tenemos guardados hoy en día en los equipos informáticos de casa (y sin copia de seguridad :-))

Puede que un fallo en ellos no llegue a producir una pérdida económica equiparable a si esto le ocurre a una empresa, pero está claro que la pérdida sentimental es mayor.

Sin embargo este gran aliado no es igualmente valorado a la hora de ser mantenido. El ordenador de casa siempre ha sido un olvidado al que solo se le da el valor que tiene cuando ha dejado de funcionar.

Sabemos que a nuestro vehículo tenemos que cambiarle el aceite cada año o cada 15.000 kilómetros, ruedas cuando van perdiendo dibujo, lo llevamos al taller ante cualquier ruido extraño…. pero y nuestro ordenador?

Pues al igual que nuestro coche, el ordenador necesita un mantenimiento.

Los sistemas operativos se degeneran con el uso, la instalación y desinstalación de programas termina generando inestabilidad, la navegación por internet trae aparejada la visita a nuestros equipos de virus, troyanos, software espía y otra serie de malware.

También a nivel hardware se necesita un mantenimiento pues con el tiempo los diferentes componentes pueden comenzar a fallar.

¿Como evitar o al menos minimizar todo esto? Pues realizando mantenimiento periódico.

Una visita “de vez en cuando” al Servicio Técnico hace posible que el tener un ordenador no llegue a ser un problema, si no solamente un aparato del que aprovecharnos para nuestras necesidades.

No dude en ponerse en contacto con nosotros y le atenderemos con todo nuestro buen hacer.